6 verdades inesperadas sobre SoulCycle

Prepararse para su primera clase de SoulCycle puede parecer un poco intimidante incluso para los más expertos en fitness. Desde zapatos alquilados hasta cuartos oscuros y velas, SoulCycle es una experiencia que va mucho más allá del típico ejercicio grupal. Antes de reservar su bicicleta y dirigirse a la primera clase, consulte estas verdades inesperadas sobre esta primera clase.

1. Sudarás.

Esto puede parecer una verdad inesperada; obviamente estará sudando durante su sesión de ciclismo de 45 minutos. De hecho, la cantidad que sudas es inesperada. Incluso después de secarte la cara con una toalla en las barras de la bicicleta, sentirás que el sudor sale por tus poros. Esta es una habitación pequeña llena de personas que también están sudando, así que deja tu conciencia de ti mismo en la puerta. No planees comenzar el desayuno de inmediato cuando termine la clase.

2. Es posible que sienta la necesidad de llorar, gritar o sonreír.

Incluso si espera que el entrenamiento físico sea un desafío, es posible que no se sienta preparado para el entrenamiento emocional. Los instructores de SoulCycle tienen una forma única de sumergirse en una meditación casi agresiva. Entre señales, para aumentar la velocidad o la resistencia, los instructores también provocan afirmaciones positivas o te desafían a crear algo en ese momento en particular. Entre episodios de agotamiento físico completo, hay una liberación emocional que no espera pero que no quiere perder.

3. Te sientes como parte del «paquete».

Si ha probado el ejercicio en grupo antes, ya sabe que hay cierta magia en el total de endorfinas en el grupo de ejercicio en grupo duro, pero no lo es. Después de una visita a la clase SoulCycle, me sentí como parte del «paquete». Desde instructores hasta participantes experimentados y personal amable, los recién llegados no solo son bienvenidos, sino también iniciados y aplaudidos. Los aplausos al final de la lección fueron de gran ayuda para los nuevos participantes después de una difícil sesión de capacitación.

4. No necesitas forzarte, la música sí.

No se preocupe por mantenerse al día con la manada durante la clase, la música lo mantiene activo. Una vez que coloques estas zapatillas alquiladas en los pedales de tu bicicleta, el ritmo de la música será la sacudida que necesitas para moverte más rápido o con más fuerza. Mira la música y no te preocupes por esforzarte.

5. Tus manos también te arderán.

Obviamente, esperaría que sus piernas y bollos se quemen después de una lección de SoulCycle, pero el entrenamiento adicional del brazo es un beneficio inesperado. No se burle del peso de dos libras en la parte trasera de cada bicicleta, porque son las repeticiones, no la cantidad de peso, lo que deja sus manos en llamas.

6. No hay espacio para el espacio personal.

Las bicicletas están muy apretadas en un estudio que ya es pequeño. Si tiene claustrofobia, trate de reservar su bicicleta más cerca de la puerta y de regreso. Una vez que comience la lección, probablemente estará demasiado ocupado para asegurarse de que 45 extraños se reúnan a su alrededor, todos sudando y andando en bicicleta al ritmo, pero cuando recorre las bicicletas para encontrar la suya, puede sentirse un poco estresante. Llegue temprano, encuentre su bicicleta y use la disposición del personal para ayudarlo a encontrar la postura correcta para su cuerpo.

A pesar de la falta de familiaridad que sientes inicialmente al entrar en tu primer SoulCycle, probablemente te iré con una sensación de deseo de volver. Sea cual sea tu nivel de condición física, ¡compruébalo y disfruta de la experiencia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *